Mi nombre es Alfonso Beccar Varela (h). A pocos años de mi nacimiento, mi padre entró en la “Sociedad Argentina de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad”, y militó en sus filas hasta el día de la muerte de su fundador, Plinio Correa de Oliveira de Brasil.

Pensando ciertamente que lo mejor para mi sería formar parte de esa organización, fuí educado en la fé católica sobretodo, pero además de eso en la certeza que el mundo en que vivimos tenía sus días contados ya que la Divina Providencia no podía dejar de intervenir, de alguna forma, para poner fin a estos días de iniquidad. Tales creencias maduraban en una tierra fértil de certezas, prácticas e ideologías muchas veces basadas, al menos en parte, en interpretaciones ad hoc del Mensaje de Nuestra Señora en Fátima y otras profecías particulares.

Eventualmente, con el pasar de los años, y pese a no haber conocido otra realidad que la vida “en el grupo” (como le decíamos internamente), decidí salir, empezar mi propio camino y formar una familia que al día de hoy es fuente de mis mayores alegrías y le da sentido a mi existencia. Fue altamente gratificante para mí, contar con el apoyo de mis padres en este nuevo camino, que supieron acompañar mis nuevas decisiones pese a que, tal vez, no era lo que hubiesen esperado en aquellos años remotos cuando, llenos del fervor del converso, jugaron sus vidas por Plinio Correa de Oliveira y la TFP.

Años más tarde, decidí comenzar un blog de Recuerdos, para no olvidar tantas idas y vueltas, o peripecias de mi vida. A medida que avancé en ese proyecto, noté un vacío en internet de información referente a la vida interna de la TFP, o testimonios de las centenas de personas que a esa organización entregaron su juventud.

Alentado con la esperanza de abrir un espacio de conversación, inteligente y respetuosa, sobre temas que tal vez sean esdrújulos para la gran parte de la humanidad, decidí abrir un Foro que bauticé “TFPHeraldos”, invitando a amigos, familiares y cualquiera que quisiera opinar sobre la realidad que nos tocó vivir, a hacerlo.

Este Foro lo consideré un verdadero éxito, con centenas de artículos y conversaciones interesantes.

No debería haberme sorprendido, sin embargo, que más de una persona (generalmente desde el anonimato), entraba al Foro a provocar, desviar temas, o a enredar con sofismas interminables los temas levantados.

Teniendo una vida que vivir y una familia que mantener, no tengo yo el tiempo ni la energía mental para estar haciendo de referee en discusiones bizantinas, y hace ya varios meses que el Foro está “apagado”, por decirlo de alguna manera.

Sin embargo, me parecen valiosísimas las colaboraciones de decenas de personas que se han tomado el trabajo de expresar en forma clara un montón de experiencias, creencias e historias sobre ese fenómeno llamado TFP al que muchos dedicamos muchos años de nuestras vidas.

Abro entonces este espacio, para transcribir esos comentarios, y aceptar nuevos aportes de personas que hayan vivido esas experiencias o experiencias similares en alguna de las muchas organizaciones sectarias o casi sectarias que parecen haber aflorado en la Iglesia post-Conciliar.

Los aportes podrán ser publicados de forma anónima, y sólo comentarios que considero de interés serán agregados a esos comentarios.

Lamento mucho que no sea posible recrear, en el formato de un Foro, un ambiente agradable para conversar e intercambiar ideas sobre estos temas. A falta de eso, considero un espacio para publicar artículos donde cada uno expone su punto de vista, la mejor alternativa.

!Que lo disfruten!


Si desea contactarse conmigo, puede usar el formulario abajo: